BIENVENIDO AL MAGICO MUNDO DE LA PESCA CON MOSCA

《 Hay que ser, o haber sido pescador, para conocer el goce infinito de la integración del hombre en la Naturaleza. El pescador vive la explosión de la primavera, el rigor del verano, la suavidad del otoño y la tristeza del invierno, conoce la afanosa vida de los insectos, el crecimiento de las plantas, el jugueteo de las aguas, el instinto y la astucia de los animales silvestres, la imponente majestuosidad de las montañas y la sencillez de los prados y las tremendas fuerzas desencadenadas de la naturaleza...》
Prologo del libro LA PESCA DE LA TRUCHA en los rios de León, de Jesus Pariente Diez.

miércoles, 16 de octubre de 2013

REFLEXIONES Y BALANCE DE LA TEMPORADA DE LA TRUCHA EN LEÓN 2013

REFLEXIONES :
Con el final de la temporada hábil para la pesca de la trucha, llega la hora de recoger y ordenar con mimo los aparejos que tantas satisfacciones nos han proporcionado a lo largo de la temporada, para muchos de nosotros  comienza los sueños de la proxima temporada, la confección de nuevas generaciones de artificiales, algunas para reponer las perdidas, otras iran a parar a los incontables departamentos de nuestras cajas de moscas donde la mayoria permaneceran en el más absoluto de los olvidos.
Sin embargo para otros pescadores comienza una nueva temporada, quizás tan apasionante como la que acaba de terminar y en ningun caso nada alternativo a esta, me refiero a la pesca del black-bas, el lucio, el barbo etc. Otra posibilidad de seguir disfrutando de la pesca y de la naturaleza.
Para otros como yo, empieza otra pesca, pero sin caña, nos dedicaremos a recorrer las zonas trucheras donde en poco tiempo las truchas aran acto de presencia en los frezaderos para realizar sus desoves, entonces tendremos que estar muy atentos y vigilantes sobre todo a los cormoranes y denunciar cualquier vertido incontrolado que veamos.
No podemos concentrar todos nuestros esfuerzos en la " pesca sin muerte " porque aun siendo importante, no lo es menos la propia supervivencia de la trucha, sin ella no hay pesca, ni con muerte, ni sin muerte.
Hay que exigir a las Administraciones con el mismo ímpetu que reivindicamos los tramos sin muerte, aguas puras y limpias para nuestros rios, que cumplan con la Directiva Marco de Aguas ( D.M.A ) de la Unión Europea, que nació con la vocación de garantizar la protección de las aguas, tanto la calidad como la cantidad.
La falta de colectores en zonas rurales y residenciales, los vertidos agricolas y ganaderos son responsables entre otros muchos de una contaminación desmedida, abusos de herbicidas, abonos, fertilizantes y un largo etcétera de sales y nutrientes que van a parar a los cauces fluviales, haciendo la vida imposible a determinadas familias de insectos acuáticos y causando un grave problema al ecosistema fluvial y por consiguiente a la propia supervivencia de la trucha.
Los Ecosistemas de nuestros rios son muy fragiles, los animales y plantas que viven en ellos están estrechamente relacionados entre si, se necesitan unos a otros para sobrevivir, si alteramos algun elemento de esta cadena como puede ser la desaparición de algunas familias de insectos, pueden desaparecer el resto de los elementos, entre ellos la propia trucha.
Temporada tras temporada compruebo como la sucidad que transporta el agua de nuestros rios se va acumulando sobre todo en las orillas en forma de fango maloliente y poco a poco este fango se va apoderando del rio llegando en algunos casos a dejarlos en poco más que regueros, un hábitat ideal para ranas y plantas no deseadas.
La única posivilidad de poder seguir disfrutando en el futuro de la pesca de la trucha tal como un pescador deportivo la entiende, pasa inevitablemente por la regeneración de nuestros rios y por el hábito cada vez más generalizado de la captura y suelta, por lo que aprobecho una vez más para animar a los pescadores a practicarla de manera habitual, no solo en los tramos reservados para ello, sino en todas las jornadas de pesca.
Los Tecnicos de las Administraciones son conscientes de la problemática de la contaminación de las aguas fluviales y la repercusión en los animales que viven en ellas, especialmente en lo refente a la trucha, contaminaciones genéticas, quimicas, industriales, mineras, agricolas y ganaderas, aguas fecales sin depurar, depuradoras en desuso, granjas, piscifactorias, canalizaciones, escolleras, dragados, extracción de aridos, embalses, minicentrales, presas o azudes en desuso, caudal ecológico, furtivismo, sobrepesca etc. Tambien saben que existen muchos intereses y contradicciones y falta de voluntad politica para resolverlos.
Es verdad que se están dando tímidos pasos como por ejemplo el recien aprobado presupuesto de 700.000 € por la C.H.D para la mejora y recuperación ambiental del ecosistema fluvial de los rios Leoneses, donde se incluye tratamientos para la mejora de vertidos mediante el empleo de " filtros verdes " asi denominado por los Tecnicos, que no es otra cosa que plantas macrofitas, zanjas y pozos filtrantes y un largo etcétera, pero esto solo es una gota en el océano. Las Administraciones deberian imbertir más en la regeneración de los rios, creando al mismo tiempo puestos de trabajo y acercandonos un poco más a los objetivos marcados por la U.E
EL BALANCE DE LA TEMPORADA :
El análisis que hago de esta temporada 2013 que termina admite una doble interpretación, la mia y la de otros pescadores, en principio tengo que hacer constar que ha sido una de las mejores temporadas de los ultimos años, sin llegar a ser las de antaño especialmente en lo referente al tamaño de las truchas.
He pescado los rios : Duerna, Yuso, Torio, Cea, Curueño, Bernesga, Esla, Porma, Órbigo, Omañas, Luna, y Eria, con un número de jornadas de pesca desetenta y cinco ( 75 ) y un número de capturas de aproximadamente de quinientas cincuenta ( 550 ), todas pescadas a mosca seca, salvo media docena que lo fueron a ninfa y todas devueltas a su medio, osea al agua.
Estas cifras permiten tener una cierta esperanza de cara al futuro y siempre que se cumpla las dos premisas fundamentales : regeneración de los rios y captura y suelta. Por otro lado desde el punto de vista de otros pescadores con los que he tenido la oportunidad de hablar a pié de rio y en tertulias, el análisis no solo no es positivo, sino que es calificado por ellos como claramente negativo, aludiendo para esta conclusión que, aunque se han pescado truchas, estas han sido salvo excepciones mayoritariamente de tamaño pequeño, otros pescadores sin embargo supeditan la posibilidad de colgar la caña, aludiendo para ello las pocas truchas capturadas esta temporada. En difinitiva y como suele ser habitual en estos casos, división de opiniones que en cualquier caso no dejan de tener parte de razón.
Yo comparto y entiendo que truchas de tamaño pequeño como las capturadas esta temporada, aunque sean en abundancia, no pueden sustituir ni hacer olvidar los grandes ejemplares que hasta no hace mucho tiempo podiamos ver y pescar en nuestros rios Leoneses, sin embargo debemos estar agradecidos a nuestros rios y a todos los seres vivos que habitan en ellos, sean las truchas grandes o pequeñas, muchas o pocas, porque ellos logran que nosotros los pescadores alcancemos la plenitud de nuestro parco ser, haciendonos más humanos y evolucionando y creciendo como personas y como pescadores sensibles a todo lo que afecta a Nuestro Mágico Mundo de la Pesca.