BIENVENIDO AL MAGICO MUNDO DE LA PESCA CON MOSCA

《 Hay que ser, o haber sido pescador, para conocer el goce infinito de la integración del hombre en la Naturaleza. El pescador vive la explosión de la primavera, el rigor del verano, la suavidad del otoño y la tristeza del invierno, conoce la afanosa vida de los insectos, el crecimiento de las plantas, el jugueteo de las aguas, el instinto y la astucia de los animales silvestres, la imponente majestuosidad de las montañas y la sencillez de los prados y las tremendas fuerzas desencadenadas de la naturaleza...》
Prologo del libro LA PESCA DE LA TRUCHA en los rios de León, de Jesus Pariente Diez.

jueves, 16 de octubre de 2014

TEMPORADA DE PESCA 2014.

Diferentes lugares de pesca visitados en la temporada 2014,ríos : Porma, Esla, Órbigo, Curueño, Torio, Omaña, Cea, Bernesga, Duerna, Luna, Tuerto. Cotos: Duerna,Priaranza, Felmín, Tolibia, Condado II y Villafeliz.El resumen de esta temporada 2014 que acaba de concluir la podría definir como peor que la pasada.Dicho en términos vursátiles, la trucha en los tramos libres de los ríos naturales ha experimentado una leve mejoría, no así en los cotos con muerte de los mismos ríos. En los ríos regulados del Esla, Porma, Luna y Órbigo se ha derrumbado bajando muchos enteros. Por lo demás, no hay el menor indicio de que el orizonte piscatorio se despeje en León.

domingo, 12 de octubre de 2014

LITERATURA SOBRE LA PESCA CON MOSCA, I PARTE / II.

Se desconoce el momento en que el hombre en la evolución del arte de la pesca, sintió la satisfacción deportiva de pescar, e inventó la mosca artificial como la forma más elegante y bella de capturar un pez. Lo cierto es que la difusión y el perfeccionamiento de esta modalidad de pesca es moderna y se debe a los ingleses,  españoles y norteamericanos.
Hay quien ha dicho, que de todos los libros sobre pesca, solo un uno por ciento aporta algo original,  y es muy posible que esto sea cierto,  pero el fenómeno existe,  y el hecho de disponer de una literatura tan abundante,  nos indica claramente,  que la acción de pescar no termina en el acto de sacar un pez del agua. La pesca con mosca, es mucho más que empuñar una caña y hacer volar una línea,  hay todo un mundo mágico detrás , y los libros que hablan de la pesca, forman  parte de ese mundo mágico.
Pero no es hasta el siglo XV, en 1496, cuatro años después del descubrimiento de América que aparece el primer libro impreso del que tengamos constancia escrita dedicado a la pesca con caña. Este libro se llama " El libro de San Albano " (1492), y también incluye otros tratados, como la cetrería y la caza; en el capítulo referido a la pesca se denominó,  " The Treatyse of fishynge with an angle "( El tratado de la pesca a la linea ), atribuido a Dam Julyans Barnes, personaje rodeado de un cierto misterio,  y de que actualmente se ponga en duda su existencia.  Se dice que fue abadesa del convento de Sopwell, villa situada al norte de Londres,  sin embargo su nombre no figura en los archivos de la citada abadía.  No obstante,  el libro existe,  y las discusiones sobre el posible autor no le resta ningún valor,  siendo a partir de su publicación cuando la pesca adquiere un tratamiento de distracción,  de pasatiempo y deporte. 
El Treatyse se ocupa de las motivaciones de la pesca y de la fabricación del material para su práctica,  de los peces,  de las técnicas, aveces de forma tan curiosa que no puedo resistir la tentación de reproducir algunos de sus párrafos; así en el capítulo tercero cuando describe los impedimentos que pueden producirse en la pesca dice :《... Usted debe saber que existen doce clases de impedimentos que hacen la pesca poco propicia,  e impiden a un hombre capturar peces,  independientemente de otras causas que puedan producirse. La primera es si sus aparejos no son adecuados u oportunamente hechos. La segunda es si sus cebos no son buenos o no están en buena condición. La tercera es si usted no pesca cuando los peces tienen apetito. La cuarta es si los peces están asustados por la presencia del hombre. La quinta es si el agua está espesa, blanca o roja por una riada reciente. La sexta es si los peces no se mueven por causa del frio. La séptima es si el tiempo es muy caluroso. La octava es si llueve. La novena es si nieva o graniza. La décima es si hay tempestad. La undécima es si hay gran viento. La duodécima es si el viento es del este y esto es peor generalmente en invierno y verano,  el pez no morderá. Los vientos del norte y oeste son buenos,  pero el viento del sur es el mejor. 》
Podemos ver que hay razones más que suficientes como para abandonar la caña antes de cogerla, y que muchas de estas razones no han cambiado desde hace quinientos años,  así como también que los problemas en la pesca,  exceptuando la contaminación,  no son recientes. También nos indica como fabricar una caña de pescar desmontable en tres secciones,  utilizando varas de nogal para el cuerpo y talón,  y manzano o ciruelo silvestre para el puntal. Para los anzuelos es preciso dice, disponer de agujas finas, de sección cuadrada, que una vez destempladas al fuego,  son trabajadas mediante útiles y herramientas, hasta adquirir la forma deseada. 
Pero sin duda, el centro de su trabajo está en la afirmación,  de que sólo doce moscas artificiales debían ser usadas en otros tantos meses del año,  quedando esta afirmación incorporada por mucho tiempo a la pesca con mosca,  hasta que Charles Cotton en 1676 describiera magistralmente 65 moscas artificiales para ser usadas a lo largo de un año de pesca, hechando por tierra la teoría de Dam Julians Barnes.
Así es el primer libro escrito sobre pesca,  origen de una literatura tan amplia como desconocida por la gran mayoría,  con obras verdaderamente interesantes,  otras no tanto,  y algunas que han llegado a suscitar polémicas en la época que fueron escritas. Del interés suscitado por el Treatyse nos puede dar idea el hecho de que fue reimpreso dieciocho veces en los dos siglos posteriores a su publicación. 
El segundo libro en importancia por orden cronológico,  es el de Fernando Basurto, " Diálogo del cazador y del pescador " (1539), sin olvidarnos de algunas obras significativas, como el manuscrito alemán de Heilderberg, " Wie man fisch un vögel sahen soll " ( Como capturar peces y aves ), publicado hacia el año 1500. Basurto demuestra tener unos conocimientos de la pesca con caña y de la vida natural de los insectos asombrosos, en su libro no hay espacio para las ambigüedades ni suposiciones, nos dice como pescar con cebo natural y con mosca artificial,  no especifica ningún modelo en concreto,  pero nos dice que cada mes del año,  corren por el río diferentes moscas, y nos pone un ejemplo de como montar la imitación de una de ellas paso a paso.  Es el primer español que tengamos constancia escrita,  que nos describe el montaje de una mosca artificial,  es sin duda una de las obras Europeas más importantes que se haya escrito sobre la pesca con caña y de los peces que se pueden pescar con ella, tanto en el mar como en el río. Es además una obra literaria llena de encanto,  con juicios veraces y actuales,  que debería llenar de orgullo a todos los españoles,  sean o no pescadores. Esta obra creo que ha sido poco divulgada, y por tanto poco reconocida. ( En este mismo blog, etiquetas:libros de pesca, se puede encontrar un modesto análisis de su obra ).
El tercer libro es sin duda el " The Compleat angler ", ( El perfecto pescador ), de Izaak Walton, publicado por primera vez en 1653, y del que existe una edición en español. Entre las dos fechas,  la del Treatyse (1492) y The Complear angler (1653), se conoce un libro escrito por L.Mascall en 1590, y otro por Thomas Barker en 1651, " The Art of Angling ", ( El arte de la pesca con mosca ), libro que ha suscitado gran interés al haber aparecido hace relativamente poco tiempo,  sobre unos 60 años una edición de 1577, y que presenta grandes similitudes con la obra de Walton. 
Barker menciona por primera vez el uso del carrete y los montajes de moscas en " palmer ". El gran Izaak Walton, confiesa haber adquirido sus conocimientos sobre la pesca con mosca descritas en las primeras ediciones de su obra,  "The Compleat Angler " 1653, en el trabajo de Thomas Barker, " The Art of Angling ", publicado en1651. Barker fue una de las figuras más importantes en el desarrollo de la pesca con mosca,  fue el primer escritor inglés en detallar como se debía montar una mosca y enrollar el hackle, dando gran importancia a la elección de los materiales que dispusieran de una gran capacidad de flotación. La descripción y el montaje de las mosca de mayo dada por Barker hace casi cuatro siglos,  sigue siendo eficaz y moderna,  sus recomendaciones para el montaje de moscas, disponen de una seguridad llena de encanto. En uno de sus párrafos nos dice "《... Ahora le enseñaré como debe montar las moscas : aprenda a hacer dos moscas y hagalás de esta forma.... esta es la palmer, anillada con oro y plata,  y la mosca de mayo que es la mosca fundamental de todas las moscas...》. Para la pesca del salmón,  aconsejaba utilizar un carrete capaz de almacenar una línea de crin de 26 yardas,  (~24 metros ), Barker bastante preciso en el proceso del montaje,  no lo era tanto en la definición de la pluma,  todo lo contrario que las moscas del Manuscrito de Astorga, algo bastante habitual por otra parte en Inglaterra.
Sin embargo, The Compleat Angler, escrito en forma de diálogo entre maestro y alumno, es una obra poética,  donde se describe la atmósfera que rodea el ejercicio de la pesca de una forma magistral. Las ediciones efectuadas hasta hoy de esta obra, solamente en Inglaterra, superan las trescientas, las cinco primeras aún en vida del autor, siendo en la quinta (1676), en la que aparece una segunda parte, escrita por el inglés Charles Cotton, pescador y amigo de Walton. Del valor de esta obra puede dar idea el ensayo escrito por Miguel De Unamuno, que no era pescador ( para desgracia de todos nosotros ) lo tituló, " Después de leer a Walton ", de quien dice :《... No a todos les es dado como a Walton elevar la pesca con caña a la bella arte,  que como la poesía y la virtud, lleve en si misma su recompensa,  y sacar de este onestísimo, tranquilo e inocente arte un corazón manso y agradecido al Dios de la naturaleza. 》.
No podemos olvidar por su interés histórico,  aunque no se trate de un libro impreso, el Manuscrito de Astorga (1624), donde se describen trenta y tres modelos de moscas artificiales para la pesca de la trucha, con un realismo desconocido en esa época, recopiladas tal vez de manuscritos de otros pescadores por el pescador Lorenzo García y entregados a Juan de Bergara para realizar la primera parte,  y una segunda por autor desconocido, además del manuscrito del leonés Luis Peña, donde se describen cuarenta y un modelos de moscas artificiales,  ( más sobre el Manuscrito de Astorga y el de Luis Peña, en las fotografías adjuntas de esta misma entrada ). Es de destacar el esfuerzo investigador de Alfonso García Melón sobre el Manuscrito de Astorga, plasmado en su libro,  " El Manuscrito de Astorga y Juan de Bergara " (2003), y más recientemente el libro escrito por el leonés José Luis García González,  " Pluma, Seda y Acero. Las moscas del Manuscrito de Astorga ", (2011).
Es de justicia recordar, que la gran cantidad de libros ingleses se debe, a que es en Inglaterra donde el tema de la pesca con mosca, ha sido tratado con más amplitud, y por otro lado, si la mayor parte de ellos tratan de la pesca con mosca, es debido únicamente, a que ha sido en Inglaterra donde dicha forma de pesca fue inventada. El número de obras dedicadas a la pesca en lengua inglesa se aproximan a las seis mil. Westword, en su biblioteca piscatoria aparecida en 1883, menciona cerca de tres mil, siendo la pesca con mosca y los tratados de entomología aplicados a la pesca, los que mayor atención han recibido en trabajos escritos.
Del siglo XVII, hay que destacar tres libros : " Anglers Vademécum " (Vademécum de los pescadores), de J. Chettam, que es el primero en citar las moscas con cuerpo en dubbing," The true art of angling " ( El verdadero arte de la pesca con caña ),de John Smith, y el libro de Gervase Markham," A discourse of  the general, art of fishing with an angle ", ( Diálogo con un pescador sobre el arte de la pesca en general ), escrito en 1631.
Es a partir del siglo XVIII, cuando aparece el libro que seria punto de partida de los actuales montajes de moscas secas, en 1747, R. y Ch. Bowlker, padre e hijo, escriben " Art of angling improved in all its parts, specially fly fishing ", ( La mejora del arte de la pesca en todas sus formas, especialmente en la pesca a mosca ),se detallan veintinueve modelos de moscas, entre las que encontramos las Blackgnat, Spinder, Caddis etc. Aparece también el primer libro francés importante,  " Traite generale des pesches ", ( Tratado general de la pesca ), en dos tomos, estando el segundo tomo dedicado a la pesca profesional, y siendo el primero una recopilación de varios textos ingleses.  La primera mención del carrete multiplicador se la debemos a Thomas Best, que escribe en 1787, " A concise treatyse on the art of angling ", ( Un tratado conciso sobre el arte de la pesca con caña ).
El siglo XIX, comienza con el libro de George Scotcher, " The fly fishers legacy ", ( El legado de los pescadores de mosca ), escrito en 1800, y que fue el primero en aconsejar el uso de moscas flotantes, para continuar con Thomas Salter, que un año antes de la batalla de Waterloo, entre los ejércitos ingleses y los de Napoleón, en 1814, escribe " The angler guide ", ( La guía de los pescadores ). En 1818, aparece otra obra francesa,  " Le pêcheur francais ", ( El pescador francés ), escrito por Kresz, en la que define quince modelos de moscas.  Francis-Francis escribe en 1828, " A book of angling ", ( Un libro de pesca ), dedicado a la trucha y otros peces. 
En 1836 Alfred Ronald hizo salir a la pesca con mosca del imperismo reinante, para convertirla en un arte razonable, Ronald fue el autor de la moderna clasificación de moscas para la trucha, su libro,  " The fly fisher's entomology ", ( Entomología de las moscas del pescador ), sigue aún vigente. 
Cinco años después, en 1841, Pullman en su " Vademécum of fly fishing for trout ", ( Vademécum de la pesca de la trucha con mosca ), preconiza el uso de las mosca seca cuando dice :《... Hay que aprovechar el momento en que la mosca cae al agua, pues es cuando mayor apetencia sieten las truchas por ella》.
Y siguen publicándose libros : Willian Hughes, " Practical angler ", ( Pescador Práctico ) 1842; Blacker, " Art of fly making ", ( El arte de la toma de la mosca ) 1843; Edward Chitty escribe en 1845, " The fly fishers tex book ", ( El libro de texto de pescadores de mosca ); Fitzgibbon escribe, " A hand book of angling ", ( Un manual de la pesca con caña ) 1846; T. T. Stoddart, " The Angler's Companion ", ( El Compañero del Pescador ) 1848; Alfred Ronnalds escribe en 1849, " Fly-Fisher's Entomology, Trout-and-Gray ling Fishing ", ( Entomología de las moscas del pescador para trucha y timalo ), Stewart escribe en 1857, " The practical angler ", ( El pescador práctico ), que es el primero en referirse a la pesca "up stream", (aguas arriba); Cutcliffe escribe," Trout fishing in rapid streams ", ( Pesca de la trucha en arroyos rápidos ), también el mismo año. 
En 1869 Edward Crey, ministro de la reina Victoria, con su libro, " Fly Fishing ", ( La pesca con mosca ), dió a esta modalidad una dimensión hasta entonces desconocida, su afición era tal que, casi ciego seguía pescando con la ayuda de un guía, que le indicaba cuando se producía la subida de la trucha a la mosca. En Francia aparece un libro que hoy es considerado clásico,  " Le Pêcheur a la Mouche Artificielle " (La Pesca con Mosca Artifial ), escrito por Charles de Massas en el mismo año. En 1870, Aldam escribe " A quaint treatyse on fleas and the rat of file making by an old man", ( Un tratado pintoresco sobre pulgas y ratas tomado del archivo de un anciano),copia literal de un viejo manuscrito de finales del siglo XVII, reimpreso en 1876.
El peso de los anzuelos,  junto con los materiales usados para el montaje de las artificiales absorbían demasiada agua, y las moscas terminaban undiéndose, es decir, pescaban más como ahogadas que como secas. Pero surgió un personaje histórico para solucionar este problema, el inglés Frederick M. Halford, un gran observador de la naturaleza, se dedicó a confeccionar otro tipo de moscas para usar en superficie y su trabajo lo plasmó en sus libros : "Floating Flies and How to Dess Them ", (Moscas Flotantes y como Usarlas )1886, y " Dry Fly Fishing in  Theory and Practice ", ( Pesca con  Mosca Seca Teoria y Practica )1889. Este personaje merece por si solo, un capítulo a parte, tenemos que considerarle como el padre indiscutible de la mosca seca y creador de una escuela, la llamada," Escuela de la mosca exacta", que aún hoy día tiene seguidores. Sus dibujos para el montaje de una mosca de mayo, con cuerpo separado, la forma de elegir los materiales, en dubbing, los tintes y en general todo lo contenido en sus libros, son de una extremada precisión. Discute las ventajas de los anzuelos de anilla, introducidos años antes y que en su época era materia de controversia, también describe el "whip finish", como el único nudo realmente seguro para terminar una mosca, y describe noventa moscas artificiales con tal precisión como, diferenciar en el"black gnat, (mosquito negro ), el macho de la hembra. También escribió otros libros com : " Dry fly entomology " ( Entomología de la mosca seca ), " Modern development of the dry fly " ( Desarrollo moderno de la mosca seca ), " The dry fly man's handbook " ( Manual para los hombres de mosca seca ). Todos estos tratados no hacen más que acredentar su talla de gigante en el mundo de la pesca con mosca seca.
Halford fue, junto con su amigo Marryat, el genio que mediante una vida dedicada a la pesca y a la observación, promulgó las leyes aún vigentes de la pesca con mosca seca. Se le tachó en su tiempo de una cierta intransigencia, encontró su contrapunto en G.E.M. Skues, quien poniendo un poco de sentido común afirmaba que con estas teorías de la mosca seca, si en el río no había comida en superficie, uno entonces tenía que retirarse de el y no pescar, con lo que de paso afirmaba que las moscas ahogadas eran imprescindibles. En su libro, en el de Skues, escrito en1910, " Minor Tactics of the chalk stream ", ( Tácticas de menor importancia en las corrientes ), trata precisamente este tema, de cómo incrementar las oportunidades de pesca con mosca con insectos inmaduros ( emergentes y ninfas ). Ambos, Halford y Skues fueron figuras en el mundo de la pesca con mosca. 
En 1897 se introduce en Francia la pesca con mosca seca, cuando Albert Petit, presidente del Tribunal de Cuentas escribió,  " La Truite de riviere " ( La Trucha de Río ). En el siglo XX, la proliferación de libros de pesca es tal, que efectuar una selección es verdaderamente difícil, sin embargo debemos citar de nuevo a G.E.M.Skues, que propugnó la pesca con ninfa en sus libros : " Nimph fishing for chalkstream trout ", ( La pesca de la trucha con ninfa en corrientes )1910, y aunque fue considerado herético por oponerse a las doctrinas de Halford, sus libros son un prodigio de sencillez y buen sentido. 
Mottram, dedicó especial interés a los colores y transpariencia de sus moscas en su libro, " Fly fishing " ( La pesca  con mosca ) 1915. 
Final de la primera parte. ( Haciendo clik en las fotografias se pueden ver a tamaño mayor )




Historia cronológica del Manuscrito de Astorga,1624


Historia cronológica del Manuscrito de Astorga,1624


Manuscrito de Luis Peña,1825

Manuscrito de Luis Peña,1825

sábado, 11 de octubre de 2014

LITERATURA SOBRE LA PESCA CON MOSCA, II PARTE.

A partir de 1950, se puede considerar lo publicado como actual,  y es prácticamente imposible la selección por la gran cantidad de libros. Podemos distinguir entre autores franceses,  ingleses y americanos,  de los primeros Barbeillon, Tony Burnand, Duborgel, Charles Ritz, Paul Boyer, Maurice Caussel y Jean Daniel, son algunos de los más conocidos,  habiendo escrito los dos últimos libros dedicados a la pesca marítima.  Y de la pesca marítima,  no podemos dejar de citar una verdadera obra maestra por su contenido " L'aventure de la grande pêche sportiva " ( La aventura de la gran pesca deportiva ), escrita por Marc Richard.

Sobre peces y pesca, existe una gran obra maestra danesa traducida al francés,  con el título " Le monde de la pêche et des poissons " ( El mundo de la pesca y los peces ), con unos dibujos excepcionales,  escrito por E. Cagner y Tre Tryckarl. Las dos obras sobre el montaje de moscas de H. Pethe : " Streamer et mouches a saumons, Techniques de Montaje, Formules " ( Streamer y Moscas de Salmón,  Técnicas de Montaje y Formulas ) 1978 y " Traite Practique de Montages des Mouches Artificielles " ( Tratado práctico sobre el montaje de moscas artificiales ) 1979, resumen de forma admirable todo lo conocido hasta la fecha sobre este tema.

De los ingleses se puede mencionar a John Goddard y su libro, " The Trout Fly Patterns " ( Los patrones de las moscas de la trucha ), John Goddard falleció el 26 de Diciembre del 2012, a los 89 años de edad, dejando un legado invaluable para el mundo de la pesca deportiva,  sobre todo, por que el trabajo de John Goddard, junto con el de su amigo y compañero Brian Clarke, cimentaron la idea, de que solo el conocimiento entomológico, podría ser la gran ventaja del pescador de mosca, cuando se trata de capturar truchas con moscas artificiales.

Pero sin duda, el libro más famoso de John Goddard junto con su compañero Brian Clarke fue, " The Trout & The Fly " ( La trucha y la mosca ), escrito en1980, aclamado como uno de los primeros estudios entomológicos realizados en pos de la pesca con mosca. También escribió otros libros como : " Trout Fishing Techniques ", o " Waterside Guide ". Realizó una película documental, " The Educated Trout " ( La trucha educada ), dividida en cuatro capítulos,  en la que hace referencia a la alimentación de las truchas y las técnicas para su captura.  Su trabajo fue reconocido por destacados medios de información como, The New York Time, y destacadas personalidades asociadas al mundo de la pesca con mosca.  John Goddard, junto con su compañero Brian Clarke, fueron algunos de tantos héroes anónimos de la pesca con mosca que merecen todo el reconocimiento y gratitud.

También entre los autores ingleses podemos destacar a Verniard y sus libros : "Fly dressings guide" ( guia del montaje de moscas ), " One Hundred & One Fly Dressings " ( El montaje de ciento y una moscas), " A further guide to fly dressings " ( Una guia más para montar moscas ). Sawyer y Oliver Kite, crearon estilos  en la pesca con ninfa, etc.

Pero sin duda,  es en Estados Unidos de Norteamérica donde la lista se desborda,  desde Zane Crey, más conocido por sus novelas que por sus libros de pesca,  o Robert Traver, conocido más por la adaptación al cine de su novela " Anatomía de un asesinato ", más que por " Trout Magic " ( La magia de la trucha ), o " Trout Madness " ( La locura de la trucha ), hasta Ray Bergman con su libro,  " Trout " ( Trucha ), un libro básico para los pescadores de antes de la segunda guerra mundial,  donde la historia de la pesca con mosca bien puede dividirse en un antes y un después. 

El libro de Bergman representó para muchos pescadores americanos la verdadera biblia mosquera de esa época,  pero la verdadera contrapartida americana a Skues y Halford, surge de la mano de George La Branche, quien en 1914 publicó " The Dry Fly and fast Water "( La mosca seca en aguas rápidas ), un clásico americano que suplantó a los textos británicos de la época. Edward Ringwood escribió en 1926 " Telling on  the Trout ", y en 1931, " Better Trout Streams " ( Mejores ríos trucheros ). Este periodo de la pre guerra mundial, tiene libros importantes como : " Trout Flies " (1935), Moscas para la Trucha, escrito por Preston Jennings, etc.

En Estados Unidos de Norteamérica,  la pesca con mosca se introdujo durante el siglo XlX, y fue el deporte individual de más desarrollo de la época.  Los norteamericanos pronto revolucionaron todo, y también la pesca con mosca. En este siglo,  las lineas cambiaron de crin de caballo a seda, en 1800, los pescadores ya almacenaban y lanzaban lineas trezadas de seda, prototipos bastante parecidos a los que se usan actualmente.  Pero el avance más significativo fue el desarrollo de las cañas de bambú,  en 1845 un fabricante de Pennsylvania, Samuel Phillipphe, laminando segmentos de bambú creó una caña flexible y resistente y revolucionó para siempre la pesca con mosca,  dando así un gigantesco salto en las técnicas utilizadas hasta entonces. Harand Leonard fue el primer gran innovador que construyó una caña de bambú en 1870. Pronto empezaron a aparecer otros innovadores como F.E. Thomas, Irma y Lomas Hawes, E.H. Eduwards y E.P Payne, que contribuyeron a mejorar las cañas de bambú.  Ya en el siglo XX el desarrollo de las cañas con Dickerson, Garrison, Gillum, Halstead, Young, Winston y Powel. Hoy día, esas cañas perfeccionadas por esos hombres florecen bajo nombres como Orvis, Thomas and Thomas, Winston, G.H. Howels y muchas otras.

En 1950 Vicent Marinaro escribe el libro " A modern dry-fly code " ( Un código moderno de la mosca seca ), este libro produjo un impacto en el mundo de la pesca con mosca al anunciar su " Trout Window ", o sea, el ángulo de visión de la trucha,  también hizo incapié en la silueta de la mosca y en la selectividad de las truchas,  y dejó otra importante contribución al mundo de la pesca con mosca al crear las denominadas " alas torácicas ", para sus modelos de artificiales,  que hasta hoy siguen vigentes. También fue autor del libro " In the Ring of the Rise " ( En el anillado de la subida ) 1999, con una edición en Español, traducido por Emilio Fernández Román. 

En 1951 William Blades, un especialista en el montaje de moscas artificiales escribió " Fishinh Flies and Fly Tying " ( Moscas para la pesca y montajes de moscas ), sus modelos de moscas artificiales,  a criterio de otros especialistas en la materia,  no tuvieron parangón,  no solo por lo realistas que eran y precisas, sino también porque eran pescadoras.

A mediados de los cincuenta, aparece el primer libro sobre las eclossiones dentro de un determinado ecosistema fluvial,  Ernest Schwiebert escribió otra gran obra mosquera, en lo que a efémeras se refiere, " Matching the Hacht " (1955 ), Joe Brooks escribió en 1958 " Complete Book of fly Fishing " ( Libro completo de la pesca a mosca ), a partir de entonces su biografía,  como sus famosas " Blonde " ( rubias ) marcaron toda una época de la pesca con mosca.

En la década de los 70, más concretamente en 1971, el Doctor Carl Richards y Doug Swisher, publicaron un libro trascendental,  " Selective Trout " ( La trucha selectiva ), que vino a cambiar directamente la conciencia del pescador con mosca,  y que llevó a replantearse un nuevo diseño de las moscas artificiales,  es por ello que las llamadas " modelos no-hackles " o las " paradun ", se convirtieron en estandar para la trucha selectiva.  Del libro " Selective Trout " se realizó una versión en castellano (1997), traducida por Emilio Fernández Román. También publicaron otros libros como " Fly Fishing Strategy " ( Estrategia de la pesca con mosca, 1977 ), y " Emergers " ( Emergentes, 1991 ).

En 1978 Ernest G. Schwiebert, escribe una obra sobre la pesca con mosca realmente impresionante,  en dos volúmenes y 1700 páginas,  donde describe prácticamente todo lo concerniente a la pesca con mosca,  simplemente lo titula " Trout " ( Trucha ). Más sobre su biografía en la fotografía adjunta. 

Paul Jorgensen escribió " Dressing flies for fresh and saltwater " ( Montaje de moscas para agua dulce y salada ), Al Mc Clane escribió,  " Standard fishing encyclopedia " ( enciclopedia estandar de la pesca ). En este periodo hubo otros importantes autores y libros como, " Fly Fishing in saltwater " ( La pesca con mosca en agua salada ) de Lefty Kreh (1974), " Stone Flies " ( Mosca de la piedra ) de Carl Richards, " The Angler and the Trout " ( El pescador y la trucha ) de Fred Arbona (1980); " Cadissflies " ( Friganeas ) de Gary La Fontaine (1981); Dave Whitlock y muchos más que hay que dejar de mencionar para no hacer una lista interminable.

En cuanto a lo publicado en España existen algunas traducciones tales como : " La trucha. Como se pesca " de W.A. Adamson (1958); " La pesca y sus secretos " de Victor Dechamps (1961), el autor describe en este libro las notas más sobresalientes que pueden interesar al pescador, con referencia a las distintas especies de peces, " Los secretos de la pesca de la trucha " de Pierre Locouche (1964); "Manual del pescador de truchas " de Dan Holland (1966), un libro de origen norteamericano,  un buen libro para iniciarse en la pesca con mosca,  " La Trucha " de Winifred Evelyne y Margaret E. Brown (1971), traducido por Luis Sáenz y editado en León,  se trata de un riguroso trabajo científico sobre nuestra pintona, anatomía,  alimentación,  ciclo vital, distribución etc. " La pesca con mosca " de Brian Furzer (1980); " La pesca de la trucha con mosca artificial" de Louis Carrère, tercera edición (1976), el lector de este libro encontrará en el, un manual practico y conciso, y un extraordinario documento informativo,  traducido por Juan Francisco Llatjós. " La pesca de la trucha con mosca " de Tony Whieldon (1995), este libro va acompañado de notas explicativas que ayudan a elegir el material adecuado, y el lugar más idóneo segun las condiciones climáticas,  y de acuerdo con la especie de pez que se vaya a pescar. " La Presentación de la Pesca a Mosca" de Gary A. Borger (1995); " La estrategia de la pesca con mosca " de Doug Swischer y Carl Richards (1996); " Emergentes " de los mismos autores (1996); " Las Truchas y los Insectos Terrestres " de Lou Stevens (2000), por citar los más importantes. 

Entre los trabajos originales,  aparte de los ya mencionados encontramos el libro escrito por José Maria Tenorio (1843); " Manual completo de caza y pesca " dividido en tres tratados, el tercero titulado, " De la pesca, o el pescador práctico ", está dedicado a la construcción de carretes y de sedales de crin de caballo en forma de cola de rata de 30 pies, también dedica una parte al montaje de moscas artificiales para la pesca de la trucha, José Maria Tenorio comienza su libro diciendo :《... La pesca es un entretenimiento agradable,  divertido y útil y fácil de egercer.》y sigue diciendo en otro párrafo :《... muchos libros se han escrito sobre este arte provechoso y divertido,  más casi todos solo sirven para recreo, siendo cuando más el fruto de indagaciones,  y las descripciones que los adornan hacen su inteligencia más difícil,  con semejantes libros no se aprende a pescar.》En 1879 se publicó el libro " Manual del pescador. Tratado completo de Pesca " escrito por Valverde, un libro imprescindible en la biblioteca de cualquier pescador, y en 1896 se publicó " El Pescador de Caña ", escrito por J. Quin Az-Mo.

En 1940 se publicó el libro " La pesca deportiva.  Como se pesca la trucha, la mandrilla y el barbo ", escrito por Rafael Nadales, siendo una de las primeras publicaciones en España que trata de las diferentes técnicas para la pesca de la trucha. En 1947 escribe Juan Roig " Pesca de la trucha y el salmón.  Entomología de la mosca seca ", es el primer libro sobre mosca seca y sobre entomología de la pesca escrito en España, técnicas de pesca a mosca seca y montajes de artificiales,  insectos acuáticos etc. Un buen libro que no debe faltar en la estantería del pescador.

En 1953, Juan Soler Lluch escribe " La pesca deportiva.  Pesca fluvial ", y Joaquin Agut García en 1965 " La pesca de la trucha ". Sobre fauna, tanto fluvial como marítima existe la obra editada en 1975, de Roberto Lotina y Carlos Landa en cuatro tomos, que no tiene nada que envidiar a ninguna publicación extranjera.  " Alegrías de la pesca " de Daniel Maury (1978), un completo libro con prólogo de Miguel Delibes, " La pesca de la trucha en los ríos de León " de Jesus Pariente Díez (1979), " Manual técnico para la pesca de la trucha con mosca ahogada " de José Maria Tagarro Casado (1982 ), un excelente cuadernillo con las principales moscas ahogadas para la pesca de la trucha en los ríos de León,  y su ficha de montaje,  " Moscas para la Pesca " de Rafael del Pozo (1987), una verdadera biblia entomológica y un clásico de la pesca con mosca,  imprescindible para cualquier montador de moscas, tanto ahogadas como secas, " La Pesca en León.  Peces, pescador y técnicas ", publicado por el Diario de León en fascículos (1995), " La pesca con mosca de la A a la Z de Emilio Fernández Román (1997), " ¿ Que mosca pongo ? " (2001) del mismo autor, una guia de bolsillo que proporciona de un modo claro y conciso las claves para conocer el río.  En el año 2003, vuelve Emilio F. Román a publicar otro libro " ¿ Que ninfa pongo ? ", este libro trata de responder a cuestiones tales como, el nivel donde hay que presentar la ninfa, comportamiento etc.

José A. Barrientos en el año 2005 escribe el libro " Curso práctico de Entomología,  este libro trata de la morfología de los insectos llevada al máximo exponente,  no se trata de un libro de montaje de moscas, ni siquiera de pesca, pero tiene mucho que ver con este mundo. La Asociación Leonesa de Pesca con Mosca, A.L.P.M. publica en el 2008 una guia de insectos y moscas artificiales,  tanto ahogadas como secas para la pesca de la trucha en León,  se trata de un pequeño manual práctico que tiene por objeto mejorar la información y posibilitar la identificación de los principales insectos conque se alimenta la trucha en los ríos leoneses, así como las imitaciones más utilizadas por los pescadores de esta provincia. Miguel Aguilar y Carlos Bragado escriben " Moscas para la trucha y el salmón " (2010), montaje paso a paso de moscas practicas y efectivas tanto para la trucha como para el salmón y por último el libro de Josetxo Martinez, " El peso en la pesca a mosca " (2011), un libro que a lo largo de siete capítulos,  consigue recorrer las parcelas más importantes, en torno a la pesca con ninfa.

Creo haber dado una visión bastante general e incompleta, de la bibliografía existente  acerca de la pesca con mosca, aunque suficiente para demostrar, que la pesca es un deporte que interesa en la medida del fondo editorial del que dispone cada país.

La evolución y el progreso de la pesca con mosca, en cuanto a los materiales, y en el campo de los conocimientos naturales siguen firmes y es imparable,  pero existe un desafío mayor que tenemos que afrontar todos, pescadores y administración.  Hoy más que nunca debemos concienciarnos del ineludible compromiso de preservar en todo momento a nuestra trucha, el bien más preciado que tenemos los pescadores leoneses. La degradación de los ecosistemas acuáticos y la ansia desmedida de los pescadores en el pasado, nos han llevado a ponerla en franco declive,  es pues hora de que asumamos la responsabilidad que a cada uno le corresponde. Sin la trucha nada es posible,  el pescador con su arte quedaría inservible. 


La mosca no hackle de Carl Richards y Swisher

Tricóptero de John Goddard

Ernest George Schwiebert.