BIENVENIDO AL MAGICO MUNDO DE LA PESCA CON MOSCA

《 Hay que ser, o haber sido pescador, para conocer el goce infinito de la integración del hombre en la Naturaleza. El pescador vive la explosión de la primavera, el rigor del verano, la suavidad del otoño y la tristeza del invierno, conoce la afanosa vida de los insectos, el crecimiento de las plantas, el jugueteo de las aguas, el instinto y la astucia de los animales silvestres, la imponente majestuosidad de las montañas y la sencillez de los prados y las tremendas fuerzas desencadenadas de la naturaleza...》
Prologo del libro LA PESCA DE LA TRUCHA en los rios de León, de Jesus Pariente Diez.

sábado, 17 de noviembre de 2018

LA PESCA CON MOSCA EN RÍOS PEQUEÑOS.

La pesca con mosca seca en pequeños ríos y arroyos es una forma tranquila y pacífica de relajarse y disfrutar de la Naturaleza. Independientemente de las razones por las que eligamos pescarlos, hay algunas cosas que vale la pena tener en cuenta.
El gran número de peces que normalmente esperamos capturar en estos ríos y arroyos, compensa con creces la falta de tamaño. Una excelente manera de aprovechar y disfrutar al máximo con estas pequeñas truchas es pescarlas con el material adecuado.

Cuando te encuentres en uno de estos ríos batiendo la mosca de un lado a otro, debes saber que existe un equipo recomendado para pescarlos. No todos los productos de pesca con mosca son iguales, ni están diseñados para un mismo escenario. Si eres nuevo en el deporte de la pesca con mosca o quieres iniciarte en este apasionante mundo, quizás estas reflexiones que a continuación expongo fruto de mi experiencia personal, te ayuden a tomar una decisión y a seleccionar lo que mejor se adapte a tus necesidades.

Trucha del Duerna. 
Río Duerna. 

LA CAÑA :
Una buena caña de mosca vale cada euro que pagues por ella, y más. Ninguna herramienta es más importante para el pescador que la mejor caña de pescar que se adapte al escenario de pesca, al tipo y tamaño de los peces, y al tipo de mosca.
La caña especialmente en estos escenarios juega un papel importante para lograr precisión y colocación exacta de la mosca. Esta precisión puede marcar la diferencia entre el éxito o el fracaso.
La caña más popular y versátil para pescar truchas a mosca en nuestros ríos leoneses es la caña de 9'pies y línea 5,y es así porque es lo suficientemente delicada como para pescar con pequeñas moscas y proteger un terminal del 7X,y lo suficientemente potente como para pescar con un par de ninfas pesadas o lanzar un streamer con facilidad. Pero como cualquier cosa que lo hace todo, no hace una cosa mejor. Con esta configuración, la pesca con mosca en nuestros pequeños ríos y arroyos se convierte la mayoría de las veces en hacer volar los peces por el aire, ya que es probable que el pez al clavarlo salga volando por detrás de nosotros. Una excelente manera de aprovechar y disfrutar al máximo con las truchas más pequeñas sería disminuyendo el tamaño de la caña y el peso de la línea, creando así una lucha deportiva y divertida, incluso con las truchas más pequeñas.

Mi vieja caña SAGE LL 8,6' 4#
El río Omaña. 

Cuando la mayoría de los pescadores prueban cañas de mosca, lo primero que hacen es quitar toda la línea del carrete y ver cuanta distancia puede lanzar la caña. Sabiendo esto, los fabricantes a menudo construyen cañas más potentes, con puntales más rígidos para lanzar más lejos. Si eres inteligente y quieres probar una caña, primero fíjate en como lanza y que precisión tiene en un rango de distancia de entre 7 y 14 metros, porque esa es la distancia a la que pescarás en el 95% del tiempo. Una caña de entre 7,6' y 8,6' pies línea 3 o 4, de acción "moderada" , sería una herramienta perfecta para pescar estos escenarios a mosca seca y eventualmente a ninfa.
Estas cañas no sólo pueden lanzar toda la línea si fuera necesario, sino que además se sienten increíblemente ligeras en acción de pesca. Los materiales utilizados en la fabricación de estas cañas modernas las han vuelto más livianas, resistentes, duraderas y flexibles, fundamentalmente por la introducción de nuevas resinas de alto módulo.
Hace una década, la tecnología del grafito para la construcción de cañas de mosca había llegado a su límite, fue entonces cuando Orvis tomó un enfoque diferente, se centraron en el epoxi utilizado para unir las fibras de grafito y la malla. Usando resinas termoplásticas avanzadas, Orvis Helios era entonces una caña más sensible y un 25% más ligera que cualquier otra caña comparable en el mercado. Otras empresas respondieron con nano resinas adaptadas al proceso de fabricación de cañas. Las cañas construidas con tecnología super resina (SRT) son extremadamente suaves y ligeras, y tienen una vibración de punta casi cero, pero tienen su precio, esta super resina agrega al valor de la caña un 30% del coste total. Muchas cañas de alta gama y más vendidas en la actualidad usan SRT : Orvis Helios 3, SAGE Salt HD, Scott Radian, Tomas & Tomas Avant, Winston Air, por nombrar algunas marcas. 

Dependiendo de cada fabricante, la acción "moderada" es la interpretación moderna de una acción indicada para presentaciones delicadas y precisas en las distancias más comunes y escenarios más frecuentados por los pescadores de truchas. Son cañas más o menos rápidas pero no rígidas, que cuentan con una recuperación rápida y una punta progresiva suave que combina potencia y precisión, permitiendo bucles abiertos para una presentación más delicada, y que se arquea de tal manera que nos permite sentir realmente la fuerza de los peces más pequeños durante la pelea como si fueran el doble de grandes, además una caña ligera y agradable en la mano todo el día rinde grandes dividendos en términos de fatiga, especialmente cuando pescamos al agua y hacemos un montón de falsos lances, como generalmente sucede cuando pescamos estos ríos.
Siempre he considerado que la clave del éxito pescando a mosca seca está en la precisión y suavidad del lanzado, por eso cuando pesco con mi vieja caña SAGE LL 8,6' 4#, tengo la sensación de que puedo poner la mosca justo donde quiero, y hacerlo una y otra vez.
También es importante que el carrete y la línea se adapten bien a la caña. En general los carretes más ligeros tanto manuales como semiautomáticos son los mejores, una prueba de ello es el Vivarelli, un carrete semiautomático ligero, sencillo y funcional. En cuanto a la líneas, las de doble uso DT con conos y puntas largas como la 444 Classit de Cortland, van bien con cañas de acciones lentas o medio-lentas, incluso se adaptan muy bien a las cañas de última generación de acciones moderadas. Las líneas descentradas modernas de peso adelantado WF tienden a sobrecargarlas, por lo que estas cañas pierden precisión y por tanto efectividad, estas líneas WF son más apropiadas para cañas de acciones rápidas o medio-rápidas con mayor peso de línea. En cualquier caso, a la hora de adquirir una línea será el vendedor el que mejor nos pueda asesorar.

Río Duerna. 
Río Yuso. 
Río Cea. 
Río Bernesga.
Río Torío. 
Río Luna. 
Trucha del Duerna .
Cañas rápidas está bien, pero la precisión en la pesca con mosca lo es todo. La diferencia entre el éxito o el fracaso a menudo se mide en centímetros. Todas las cañas de última generación de gama media y alta son poderosas, pero la precisión es la nueva frontera. El sueño de todo pescador con mosca experimentado es la precisión con potencia.
Es verdad que no siempre las cañas más caras son las mejores, pero nadie da duros a cuatro pesetas y si quieres lo mejor tendrás que abrir tu billetera de par en par y hacer un fuerte desembolso de entre 800 y 1000€, una buena prueba lo tienes en las cañas Scott Radian, Hardy Zephrus, G.Loomis LP, Winston Pure o Orvis Helios 3 entre otras marcas. Estas cañas son bastante más económicas en sus países de origen, aquí en España se incrementan los precios debido a los altos aranceles y a las comisiones de distribuidores y vendedores. No obstante mi consejo es que si puedes compres lo mejor, nunca lo lamentarás y solamente gastarás el dinero una vez, porque estas cañas no sólo son las mejores para pescar estos pequeños ríos, sino que también son las mejores para pescar los ríos más grandes como el Esla, Porma o el Órbigo. Esto también es válido para los que piesan iniciarse en esta modalidad de pesca, porque os permitirá avanzar mucho más rápido.

Cada vez que estoy interesado en comprar una caña nueva, me acuerdo de esa escena de Indiana Jones y el Santo Crial : cuando el traidor llega a la sala del Grial y recibe la falsa copa, la sumerge en el agua, toma la bebida y luego se desintegra en polvo. ¡El eligió mal! declara el caballero que guarda el Grial. Tu no envejecerás cien años en cuestión de segundos, ni te convertirás en una nebulosa planetaria si eliges la caña incorrecta, pero puedes sentirte obligado a seguir usándola, incluso si te causa malos hábitos, y entonces tendrás un serio problema de remordimiento. Dicho lo cual, todo el mundo tiene sus preferencias personales para las cañas, de la misma manera que todos tenemos nuestros colores favoritos. Nadie está en lo cierto, y con las cañas no es diferente.

Trucha del Yuso. 
Coto de Priaranza, río Duerna. 
LA LÍNEA :
Así como en la pesca a la leonesa la máxima responsable del lanzado es la boya con más o menos agua en su interior, en la pesca al hilo es el peso de las propias ninfas, en la pesca con mosca seca la máxima responsable del lanzado es la línea, o dicho de otro modo, la transferencia de la energía que aplicamos sobre la caña es lo que denominamos línea y que algunos se empeñan en llamarla "cola de rata".
Al elegir la línea para pescar estos escenarios deberemos tener en cuenta algunos factores tales como el diseño del taper o cono para que la caña se cargue a corta distancia, pero a la vez con suficiente cuerpo para poder hacer lances largos cuando las circunstancias lo requieran. También el tip o punta destinado a amortiguar las caídas bruscas y enlazar más homogénea con el cono, deberá ser fina para mayor suavidad en el posado.
Un lanzamiento con la línea o sedal pesado funciona permitiendo que la caña se doble contra el peso de la línea durante el lanzado, esto a menudo se conoce como "cargar la caña". Por tanto es muy importante colocar suficiente flexión en la caña pero no tanto como para sobrecargarla. Para lograr esto, es crucial hacer coincidir el peso de la línea (ligado al peso de los primeros 9,14 metros) con la caña, para así lograr un rendimiento óptimo. Todos estos factores así como el color, recubrimiento, flexibilidad etcétera, también deberán conjugarse entre sí adecuadamente, y esto no es nada fácil, máxime cuando cada línea está diseñada para realizar su trabajo bajo determinadas circunstancias. Cada escenario de pesca requiere un perfil determinado y eso deberemos tenerlo en cuenta a la hora de adquirir una línea para que cumpla perfectamente nuestras exigencias y necesidades.

Las líneas se pueden dividir básicamente en dos grupos : naturales y sintéticas. Las líneas de seda natural no son demasiado utilizadas en estos escenarios, se trata de líneas extremadamente suaves pero más difíciles de lanzar que las sintéticas y en algunos casos no siguen la numeración AFTM (American Fishing Tacke Manufacturer) Asociación de Fabricantes de Aparejos de Pesca, sino que poseen el suyo propio para clasificar sus respectivos pesos. Como primera línea yo la descartaría para pescar estos pequeños ríos, pero quizás para ríos más grandes te decidas a tener una... Las líneas sintéticas son las más utilizadas por los pescadores de mosca de todo el mundo. Sin entrar a valorar y clasificar los distintos tipos de líneas pues sería excesivamente largo, una línea sintética DT (de doble uso) posiblemente sea la línea perfecta para pescar estos pequeños ríos y arroyos. Los lances en estos escenarios rara vez sobrepasan los diez metros, generalmente las distancias más comunes están entre los seis y diez metros. Una línea DT cargará la caña rápidamente en distancias cortas, a la vez nos permitirá hacer lances largos cuando lo necesitemos, además nos permitirá hacer lances rodados en espacios estrechos.
Otra ventaja adicional al elegir este tipo de líneas DT es cuando por alguna causa levantamos la caña, bien para pescar de punta muy común en estos escenarios, o bien cuando intentamos meter el pez en la sacadera, estas líneas se deslizan con menos facilidad por las anillas, todo lo contrario que las líneas WF que al tener más concentrado el peso en la parte delantera tienden a deslizarse por las anillas con mayor facilidad, por lo que en un descuido nos encontramos con la línea y parte del bajo en el agua y la mosca en la anilla del puntero. Además una línea DT nos permite una vez deteriorado un extremo darla la vuelta y encontrarnos con otra conicidad idéntica sin usar.
Desde que nuestros predecesores mosqueros emplearan crines de caballo para atar sus moscas hasta el día de hoy, la tecnología y fabricación de líneas ha cambiado drásticamente. Actualmente la fabricación de estas líneas pasa por etapas de cambios continuos, cada cierto tiempo salen nuevos modelos con nuevas aplicaciones novedosos que cargan las cañas con mayor eficacia, lanzan más lejos con menos esfuerzo y se adaptan mejor a los diferentes escenarios y técnicas de pesca.

Río Curueño. 
Río Torío. 
Río Duerna. 
EL BAJO DE LÍNEA :
Nos hemos gastado una considerable suma de dinero en la mejor caña del mercado, tenemos la oportunidad de apreciar su ligereza, extraordinaria precisión, incomparable acción, y todo ello combinado con la más moderna tecnología en líneas de mosca, super deslizante, perfil diseñado para pescar ríos y arroyos pequeños, nuestro carrete ligero, de diseño, sin holguras... lo cierto es que llegamos a la orilla del río y cuando pensamos que todos los peces saldrían del agua solo por contemplarnos, observamos como nuestro flamante equipo no lanza como nos dijo el dependiente de la tienda de pesca, nuestras posadas no hacen otra cosa que asustar a los peces, y esa maldita brisa casi imperceptible supone un verdadero muro entre nosotros y el lugar donde pretendemos poner la mosca. Ante esta grave decepción solo puede existir dos explicaciones : no sabemos lanzar correctamente o nuestro bajo de línea no está debidamente equilibrado, o tal vez sean las dos causas juntas, pero lo cierto es que muchas veces con la mera ayuda de un simple nudo colocado apropiadamente entre la línea y el bajo puede verse incrementado drásticamente nuestra efectividad en el lance.

Río Duerna. 
Río Omaña. 
Sí como yo crees que no hay nada más importante en la pesca con mosca que la presentación, entonces apreciarás la importancia del bajo de línea.
El bajo de línea es con mucho el componente más importante del equipo de pesca y creo que todavía el 99% de los pescadores con mosca tienen ese orden equivocado, y las razones son muy simples, el aspecto más relevante de la pesca con mosca está en la presentación y posterior deriva natural de la artificial.
El bajo de línea en estos escenarios tiene capital importante, su longitud, ahusamiento y equilibrado influirán definitivamente en la extensión total del lanzamiento y en el dragado de la mosca.

Generalmente los dos tipos de bajos que más se usan tanto en ríos pequeños como medianos y grandes son los de monofilamento y los compuestos. Los de monofilamento son los más divulgados, están construidos de forma cónica ahusada y decreciente hasta la punta, suelen presentar dificultades en la extensión total, influyendo en este contratiempo los perfiles de ahusamiento aplicados en su fabricación, ya que generalmente no se fabrican específicamente para cada situación de pesca.
El bajo compuesto de fabricación casera se realiza por medio de la unión de trozos de monofilamento en varios calibres y longitudes, y su empleo se reduce a algunos pescadores exigentes y meticulosos. Si tu eres uno de esos pescadores y tu propósito es rizar el rizo llegando al límite de como transmitir la energía hasta la extensión total del bajo de línea, confecciona el tuyo propio, busca un nailon mórbido y que extienda bien, para la elaboración deben aplicarse secciones decrecientes tanto en longitud como en el diámetro del nailon y unirlas mediante nudos de barril, ya que es el tipo de nudo que más volumen adquiere y en el que gracias a su mayor peso más energía transmite al resto de los tramos que se encuentran a continuación, más cerca de la mosca.
Como orientación general de un bajo compuesto apropiado para pescar con mosca estos pequeños ríos seria el siguiente : un primer tramo de 60 centímetros de largo y 0,40 de diámetro. Un segundo tramo de 50cm. del 0,30. El tercero tramo de 45cm. del 0,20. El cuarto tramo de 40cm. del 0,18. El quinto tramo de 35cm. del 0,16. El sexto tramo de 30cm. del 0,14. Finalmente el terminal de 80cm. del 0,12. La longitud total de este bajo seria de 3,40 metros después de haberlo unido a la línea mediante nudo. Hay que tener en cuenta que deberemos añadir 15cm. al primer tramo que necesitaremos para unirlo a la línea y 10cm. más para unirlo al segundo tramo, y así sucesivamente con el resto de los tramos.

Contrariamente a la opinión general, un bajo de línea largo no es difícil de lanzar ni de extenderlo totalmente siempre que esté bien equilibrado. Hay que tener en cuenta que a mayor longitud del bajo más natural es la deriva y menos posibilidades tiene la mosca de dragar, aunque no necesariamente el largo tiene que estar relacionado con el ancho del río, sino más bien con el comportamiento de las truchas.
Los bajos de línea cortos en estos escenarios provocan que infinidad de corrientes de diferentes velocidades tensen demasiado deprisa el bajo al ser arrastrado por la línea tirando así de la mosca y haciéndola dragar, y en muchos casos produciendo el hundimiento de la misma.
Estas medidas naturalmente pueden variar a gusto del pescador. Existen infinidad de equilibrados que sirven de manera diferente a cada situación y a cada pescador incluidos los bajos de monofilamento, es decir, que el equilibrado que le va bien a uno puede no irle tan bien a otro, por eso nunca, nunca te resignes con un determinado equilibrado, realiza siempre más y más pruebas, nuevos tipos de hilos, largos diferentes... la calidad del lance se verá aumentada hasta límites insospechados.

Río Cea. 
Río Omaña. 


La aplicación de los bajos construidos por uno mismo, suelen ser necesarios en circunstancias especiales como lanzados largos con posadas suaves y delicadas, en tablas de aguas lentas y claras, y sobre todo cuando las truchas están muy pescadas. Un bajo de línea de monofilamento o hecho por uno mismo, con un diseño correctamente equilibrado, podría ser extendido por una mano experta sin necesidad de utilizar la caña.
Por último, referente a los bajos decir que los terminales deben ser lo más fuertes posibles que nos permitan las truchas en cada momento y situación, es beneficioso tanto para las truchas como para el pescador, dado que tardaremos menos tiempo en llevar el pez a la sacadera y devolverlo al agua, además se pierden menos moscas en los siempre omnipresentes arbustos que parecen alinearse en los momentos más inoportunos.
Los terminales de fluoro carbono son más duraderos y tienen mayor resistencia a la rotura y a la abrasión que el nailon, también es menos visible bajo el agua. El agua tiene un índice de refracción de 1.33, el fluoro carbono tiene un índice de refracción de 1.42, y el nailon llega a 1.62. También el fluoro carbono suele ser más rígido, se enreda menos y es más fácil de desenredar que el nailon, y no absorbe tanta agua, sin embargo el nailon tiene una excelente resistencia al nudo y flota mejor que el fluoro carbono, por eso es más indicado para pescar en superficie.

Río Curueño. 
Río Torío. 
Río Duerna. 
LAS MOSCAS :
No es necesario un ejército de moscas para pescar estos ríos, con varios modelos de nuestra confianza es suficiente, y aunque personalmente siempre disfruto probando nuevos modelos y nuevos materiales, mis moscas favoritas son inremplazables, siempre confío en ellas.
Son moscas montadas al estilo tradicional, con sedas y plumas de los gallos de pluma de León, no existe comparación alguna con otras plumas en cuanto a efectividad, y el mantenimiento que precisan en acción de pesca es bien conocido por los aficionados a esta modalidad de pesca, especialmente por los más mayores, un par de falsos lances después de mojarse o ser tomada por una Trucha, y la mosca está de nuevo dispuesta para flotar como una mota de polen por las ondulantes aguas de estos pequeños ríos y arroyos, aunque aveces sea recomendable colocarlas algún detalle visible para poder seguir la deriva en lugares sombreados o en días oscuros.
Elegir moscas efectivas que puedan ser presentadas una y otra vez con el mínimo de mantenimiento, es un factor clave en la selección de las artificiales para pescar estos escenarios de aguas cantarinas, y la flotabilidad es una parte esencial. Ahora todo ha cambiado, lejos estamos de utilizar una pluma de "gallo rojo de muladar sangriento", tal como aconsejaba Juan de Bergara en el siglo XVII. No...actualmente la mayoría de los materiales de montaje son artificiales, y tal vez las truchas sean capaces de apreciar la diferencia, porque la disparidad que existe entre una antigua imitación y una actual, viene a ser la misma que entre un vino artesanal y otro a granel. Nos hemos acostumbrado a lo fácil y cómodo, pero creo firmemente que una imitación montada al estilo tradicional con sedas y plumas de los gallos de pluma de León, materiales totalmente naturales y tal vez primitivos, disponen de una capacidad mayor para capturar truchas.
Existen multitud de materiales naturales y sintéticos para el montaje de moscas artificiales que flotan muy bien como el CDC o culo de pato. El secreto del éxito del CDC entre muchos pescadores y montadores, es la flotabilidad natural que poseen estas plumas y la simplicidad del montaje, pues no es necesario ser un gran montador para realizar perfectamente una mosca con estas plumas en un par de minutos. También ha contribuido a su éxito las posadas delicadas que proporcionan sus fibras y el auge de las emergentes, su flotabilidad es extraordinaria sobre todo en aguas lentas o en corrientes moderadas, pero en estos escenarios de aguas rápidas su comportamiento es bien diferente, son buenas durante los primeros lances, pero después de haber sido sumergidas varias veces por remolinos u otras causas, la mosca pierde flotabilidad que no es fácil volver a recuperar, se pueden engrasar para ayudarlas a flotar, pero poco a poco van perdiendo la naturalidad necesaria para provocar sin recelo alguno el ataque de estas truchas, que aunque no sean tan quisquillosas como sus hermanas las de llanura, no resulta fácil engañarlas. Retirar la mucosidad que desprende la boca de las truchas después de algunas capturas, es también una perdida innecesaria de tiempo con estas plumas, y no resulta fácil eliminarlas por completo. Todos estos inconvenientes dan como resultado moscas difíciles de manejar y poco productivas para pescar estos escenarios.
Las moscas secas montadas con dubbings también son inapropiadas para estos ríos, cogen agua y se vuelven pesadas, además estos materiales deforman la silueta en las moscas pequeñas, haciéndolas más voluminosas y restando naturalidad y por tanto efectividad.
En cuanto a las ninfas-perdigones, suelen dar buenos resultados en estos escenarios, se hunden rápidamente en la columna principal de la corriente, y el destello de la bola junto con los materiales reflectantes de colores intensos y detalles holográficos, les hacen inresistibles a los ojos de estas inquietas truchas, aunque contrariamente a lo que mucha gente cree, no es una pesca ni tan sencilla ni tan efectiva, y requiere de una técnica muy depurada que solo se adquiere con años de práctica. Es un tipo de pesca en la que no se insiste mucho en cada postura, recorrer largos tramos es una forma de capturar muchos peces con estas artificiales.

Río Duerna. 
Río Omaña. 
Río Cea. 
LA ESTRATEGIA :
Estos pequeños ríos son sin duda la mejor escuela para aprender las técnicas más complejas del lanzado y presentación de la artificial. Enfrentarse a estos escenarios es para el pescador novel un reto y un motivo de superación, y para el pescador veterano curtido en mil batallas es lo máximo, es el poner en práctica todos los conocimientos adquiridos a lo largo de los años.
La topografía del terreno y la vejetacion existente, nos obliga a realizar todo nuestro repertorio en muy pocos metros : pesca en corto, en largo, lances rodados, cruzados, a ballesta, etcétera. En pocos lugares varía tanto la técnica del lanzado como en estos pequeños ríos naturales.
Conocer la estructura de estos ríos, así como el comportamiento y hábitos de sus truchas, es esencial para poder planear una estrategia a seguir, de lo contrario no estaremos pescando sino intentando pescar. Aún así, con estrategia o sin ella, todas las precauciones que podamos tomar serán pocas. Estas pequeñas truchas siempre están alerta a cualquier peligro, por lo que cualquier cosa que las parezca extraño las hará cobijarse debajo de las piedras, por eso es importante caminar lento y siempre aguas arriba, limitando en lo posible los falsos lances, y no dejar piedra sin remover, cada ruptura de la corriente ya sea un tronco, una piedra grande, una línea de espuma, cualquier cosa sospechosa puede albergar un pez dispuesto a subir a nuestra mosca. Así que... silencio, estamos pescando. Ya lo dice el refranero : "El pescador invisible para el pez es terrible".
Algunas posturas pueden parecer increíblemente prometedoras, pero conseguir presentar una mosca en óptimas condiciones puede llegar a ser un verdadero desafío para las leyes físicas del lanzado, en estos casos hay que emplear toda nuestra experiencia. Ser creativos en estas circunstancias puede ser la diferencia entre capturar una Trucha trofeo, o salir del río con pequeños y ansiosos peces.
Cuando nos enfrentamos a situaciones difíciles de presentación de la mosca, el pescador debe tener en cuenta que los peces no les importa cómo lo hagas, solo les importa que pongas tu mosca en su carril de alimentación, no importa lo poco ortodoxo que parezca el lance, lo que realmente importa es que el pez vea tu mosca. El clásico lance de "ballesta", que consiste en coger la mosca con los dedos y hacer flexionar la caña hasta conseguir que esta salga proyectada hacia el lugar deseado, es un buen ejemplo.

Río Omaña. 
Río Curueño .
REFLEXIÓN FINAL :
Sin duda estos ríos pueden ser la mejor opción durante los días calurosos de primavera y verano. Escoger un pequeño río como el Duerna es una excelente manera de pasar un buen día de pesca, buscando con perseverancia y astucia esa trucha extra grande que inevitablemente nos está esperando en algún lugar del río. Una Trucha de cuarenta o cincuenta centímetros en cualquier otro río es una gran captura, pero en un pequeño río podría ser la captura de nuestra vida.
Más allá de las capturas, cada vez que visites estos ríos es una ocasión única que debes aprovechar para ver y percibir, para pescar y disfrutar, y sentir el río como algo tuyo que debes cuidar. No es sólo sentirse bien bajo la espesa arboleda que nos protege del sol y nos transmite sensaciones agradables, son todos esos detalles que se van sumando a la jornada de pesca como cosas positivas que te envuelven en una placentera sensación de bienestar y tranquilidad, a veces es el canto de un pájaro, otras veces es el vuelo rasante del martín pescador que pasa a nuestro lado, un saltamontes que se precipita a tu paso y cae al río, o esas piedras en medio de la corriente desnudas y lisas de variados colores y tamaños.
Estos pequeños ríos son Naturaleza viva, y en sus aguas frías y cristalinas habitan un número inmenso de seres vivos que son joyas de la fauna acuática. Estos pequeños ríos son maravillosos, no los hay en el mundo más bellos, muestran la verdad a quien sabe verla, dejan viajar nuestros pensamientos por sus ondulantes aguas y nos otorgan la mejor de las terapias posibles. El rumor de sus corrientes y cascadas son como un bálsamo que despierta hondas sensaciones, serena el cuerpo y acaricia los sentidos. Es un espectáculo libre y natural, su fluir eterno, su belleza, su frescor y su continuo murmullo, nos trasladan al mundo de los sueños para sentirnos libres como los peces, los pájaros... libres como el viento.
Si vas a pescar estos ríos condicionado por las capturas de muchos peces, te puedes perder toda esta realidad que no es otra que la vida del río, su esencia y su fluir. Siéntelos y respétalos, procurando que a tu paso por ellos sea lo menos perjudicial posible, serás mejor pescador, mejor persona.

Río Duerna. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.